La Marca

La de Kaalm Organics es una historia de confidencias, gran alivio y fidelidad; si hoy existe, es por todas esas personas a las que un día la vida se les hizo más difícil sin su crema favorita para piel atópica: la Little Miracles.

El “pequeño milagro” despuntó rápidamente gracias al boca a boca de madres y padres aliviados que, además, contaban en internet su gran experiencia con ella. Todos querían comprobar si esa crema con peculiar olor a manzanilla era realmente tan eficaz como decían… y confirmaban que sí, que no solamente era eficaz, sino que era la más eficaz que habían probado después de tantos y tantos intentos.

En 2018 era ya todo un éxito. “Se le ha quitado la rojez en dos días”, “no dormía porque se pasaba la noche rascándose, ¡y ahora por fin descansamos!” o “he reducido los corticoides de siete dosis semanales a una al mes”. Comentarios como estos se volvieron habituales de la noche a la mañana y así es como se forjó el fenómeno Little Miracles.

Pero a veces… la vida da giros inesperados y la marca que la comercializaba tuvo, con mucha pena, que abandonar su proyecto. Y entonces todo paró, la crema que estaba facilitando la vida a tantas familias estaba en el aire, esperando a que alguien apostara por ella.

Como no podía ser de otra manera cuando algo es tan extraordinario, el momento llegó. Después de dos largos años de espera, nació la marca bilbaína Kaalm Organics, revitalizando el “Pequeño Milagro”, trayendo su fabricación a España y convirtiéndolo en un proyecto con aire fresco, muchas ganas y grandes objetivos por delante.

La Little Miracles renació con una imagen renovada y un nuevo eco-envase de caña de azúcar, pero conservando el mismo nombre al que ya todos habían cogido cariño, y lo más importante: volvió con la misma fórmula original gracias a la que se convirtió en la protagonista de esta historia de despedidas y reencuentros.

Little Miracles: el alivio orgánico más eficaz para piel atópica.