Publicado el Deja un comentario

¿Qué es la piel atópica? Guía fácil para madres y padres

¿Alguna vez te has preguntado qué es la piel atópica y cómo afecta a los más pequeños? Como padres, es normal que nos preocupe cualquier problema que puedan tener nuestros hijos, especialmente en la piel, el órgano más grande del cuerpo. Por eso, en Kaalm Organics queremos ofrecerte una guía fácil y completa sobre la piel atópica en bebés y niños.

En este post te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la piel atópica, desde sus causas hasta los mejores cuidados diarios para mantenerla hidratada y aliviar los síntomas. También te presentaremos nuestro producto estrella, Little Miracles, que ha ayudado a muchos niños y adultos a calmar los síntomas de la piel atópica.

Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas para cuidar de la piel de tu pequeño con confianza y tranquilidad.

¿Qué es la piel atópica?

La piel atópica es una afección común de la piel que afecta a bebés, niños y adultos, causando picor, sequedad y enrojecimiento en cualquier parte del cuerpo.

También conocida por sus siglas DA, la dermatitis atópica es una inflamación crónica que se ha vuelto cada vez más frecuente, especialmente en los más pequeños. De hecho, se estima que entre el 5-20% de los niños padecen de piel atópica1, convirtiéndose en una de las principales afecciones crónicas en la infancia.

Aunque no es contagiosa ni grave, puede ser molesta y afectar la calidad de vida del niño y de la familia. Además, la piel atópica puede empeorar con el tiempo. Por esta razón, es importante conocer los síntomas y cuidados necesarios para controlarla desde el principio.

Causas de la piel atópica

Las causas de la piel atópica no se conocen con certeza, pero se cree que hay varios factores involucrados. Uno de los principales es la genética, ya que la piel atópica suele ser hereditaria.

Además, se ha demostrado que la piel atópica está relacionada con una respuesta exagerada del sistema inmunológico a ciertos irritantes y alérgenos ambientales.

Otros factores que pueden contribuir a la piel atópica incluyen el clima seco o frío, y el estrés emocional.

Es importante recordar que la piel atópica no es causada por falta de higiene o por una mala alimentación, por lo que no hay necesidad de sentir culpa o vergüenza si tu hijo la padece.

¿Cómo saber si tu hijo tiene la piel atópica?

¿Tu hijo anda rasca que te rasca todo el día? Pues es posible que esté experimentando síntomas de piel atópica.

Y es que esta afección conlleva sequedad, descamación y enrojecimiento de la piel, pero lo más característico es el intenso picor que provoca, especialmente, las manos, pies, mejillas y la parte interna de los codos.

Si sospechas que tu hijo puede tener piel atópica, es importante consultar con un dermatólogo o un pediatra para obtener un diagnóstico preciso. El médico puede realizar un examen físico y hacer preguntas sobre sus síntomas y antecedentes familiares para determinar si tiene piel atópica o algún otro tipo de afección cutánea.

Una vez diagnosticada la piel atópica, es fundamental seguir una rutina diaria de cuidados para mantener la piel de tu hijo hidratada y evitar que los síntomas empeoren.

Cuidados diarios de la piel atópica en bebés y niños

Aquí te dejamos algunos cuidados diarios que puedes realizar para aliviar los síntomas de la piel atópica:

  • Los baños largos y con agua caliente pueden resecar la piel y empeorar los síntomas de la piel atópica. Por eso, es recomendable que los baños sean cortos y con agua tibia.
  • La ropa áspera o con costuras puede irritar la piel sensible de tu pequeño. Usa ropa suave y de algodón para evitar el roce y la irritación.
  • Mantén las uñas del niño cortas. También puedes utilizar unos guantes finos a la hora de acostarse para evitar que se rasque entre sueños.
  • Los emolientes son el principal tratamiento para controlar la enfermedad. Por eso, es imprescindible utilizarlos diariamente y elegir productos de cuidado personal específicos para piel atópica, como nuestra crema Little Miracles.

Little Miracles es una crema hidratante y calmante está especialmente formulada para tratar los síntomas de la dermatitis atópica en bebés, peques y mayores. Sus ingredientes naturales y orgánicos ayudan a reducir el picor y la irritación y no tiene ningún tipo de contraindicación.

Si con estos cuidados la piel de tu pequeño no mejora, puedes consultar con un pediatra para obtener más asesoramiento, porque quizá sea el momento de utilizar tratamientos médicos, como corticoides o fototerapia.

Y recuerda que la piel atópica no tiene cura, pero siguiendo estos cuidados diarios puedes mejorar los síntomas y mantener la piel de tu bebé o niño hidratada y saludable.


Referencias:

1 – Pharma Market . «El 20% de los niños menores de cinco años sufre dermatitis atópica, una patología que empeora con el frío». Consultado el 27 de noviembre de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *